Autoconocimiento a través de la Astrología Espiritual

Autoconocimiento
El Autoconocimiento es un proceso reflexivo, consciente y responsable, qué como personas decidimos tener para conocernos así mismo. Reconocer e integrar todas nuestras partes, y conectar con la verdadera y auténtica esencia. Entender, comprender y aceptar quiénes somos realmente, sin condicionamientos.

A partir de esa realidad construir nuestras verdaderas bases, comenzando por la autoestima porque aprender a aceptarnos y valorarnos tal cual como somos es fundamental en la relación con nosotros mismos y con las demás.

El autoconocimiento es el punto de partida de cualquier proceso de Crecimiento Personal y Expansión de Consciencia, que nos llevará a vivir una vida con Propósito hacia la Autorrealización.

Qué es Astrología Espiritual?
La Astrología Espiritual interpreta la influencia, de la ubicación, interacción y energía de los planetas, en las personas al momento de su nacimiento. Creando tendencias en su temperamento, comportamiento en grupo, personalidad, emocionalidad, socialización, realización, entre otras. Reafirma la aplicación de la Ley de Correspondencia en nuestras vidas, como es arriba es abajo, como es afuera es adentro, la relación entre el macrocosmos y el microcosmos. Demuestra que estamos conectados e intrínsecamente unidos al Universo.

En la astrología, la principal herramienta de estudio es la carta natal. Es un gráfico que nos muestra la posición de los planetas, en signos zodiacales y casas astrológicas, y los aspectos de relación que se forman entre ellos. Dicha posición está regida por el momento exacto de nacimiento, fecha, lugar y muy importante, la hora. Con esta información podemos conocer la verdadera estructura energética de una persona, su modo de acción, valoración, comunicación, entre otros.

Luego, a través del continuo movimiento de los planetas, podemos observar la energía disponible, y que la persona decida con su libre albedrío cómo emplearla conscientemente. Estos estudios son llamados Revolución Solar y Tránsitos Planetarios.

Astrología Espiritual con enfoque en el  Autoconocimiento
La Astrología Espiritual a través de la Carta Natal, nos lleva a iniciar el proceso de autoconocimiento. Conocer partes de nosotros que teníamos totalmente inconscientes, traerlas a consciencia, integrarlas y llevarlas a la experiencia. Reconectar con aquellas, que quizás en algún momento formaron parte de nuestra vida consciente, pero por alguna razón decidimos adormecerlas. Todos venimos a esta vida para cumplir una misión, compartir nuestras habilidades y talentos, dejar un legado.
La realización de nuestro Propósito de Vida, es una hermosa labor diaria, que nos da satisfacción y plenitud, cada vez que damos un paso adelante. Esto también lo podemos ver en la Carta Natal.

La mejor manera de comprender la energía de los planetas, es reconociendo la cualidad proactiva que nos aporta, y conectar con ello desde el amor y agradecimiento. Cuando esta conexión se hace consciente el Ser Humano avanza en su proceso de realización personal.

Qué aporta cada planeta a nuestro Ser?

Sol: Propósito Existencial, Espíritu, Consciencia, Yo Esencial, Energía Vital, Voluntad. Ego.

Luna: Emociones, Necesidad Emocional, Respuesta Emocional, Reacciones Instintivas. Alimentación emocional y física, nutrición. Primera Interacción de Amor, lo que determinará la forma de amar y de sentir amor.

Mercurio: Conexión Mental, Pensamiento Lógico y Racional, Maneras de Comunicar. Patrones de Pensamiento. Aprendizaje, intelecto.

Venus: Valoracion, Afectividad, Vínculos, Forma de Relacionarnos.

Marte: Acción, reafirmación, impulso.

Júpiter: Expansión, Crecimiento, Visión Global, Ideales Superiores, Creencias, Sabiduría, Lo que va más allá (foráneo)

Saturno: Estructura, sanos límites, trabajo duro, ambición. Esfuerzo, seriedad, control, consolidación,  disciplina, mesura, EL DEBER SER.

Urano: entendimiento súbito, imprevisibilidad, cambios disruptivos, Liberación, Lo Diferente.

Neptuno: Disolución del Ego, Fusión con el todo, percepción de lo intangible, amor incondicional, Compasión, Empatía, Inspiración.

Plutón: Transformación, Muerte y Regeneración, Purificación, PODER PERSONAL.

Quirón: representa la “herida emocional ilusoria”. Es el sanador herido, que se especializa en ese tema y comparte su sabiduría con el mundo. No se siente capacitado de sanarse a sí mismo, pero sana al resto del mundo.

Nodos de la Luna:
Nodo Norte, la misión de evolución del alma. A dónde vamos.
Nodo Sur, la misión de superar, soltar y trascender experiencias de encarnaciones anteriores, que no han sido resueltas, creando la vida actual para trabajarlas. De dónde venimos.

Esta información  nos hace conscientes de la energía de la cual disponemos, pero que NO nos limita. Nuestro potencial es infinito y a través del autoconocimiento podemos generar la más certera predicción. Nos da la empoderada capacidad de responsabilizarnos conscientemente por la dirección y propósito que queremos darle a nuestra vida. Sólo de nosotros depende, ser los protagonistas y co-creadores de nuestra autorrealización. El destino lo crea cada uno interactuando con la vida.

La astrología es dinámica. Nos permite trabajar por ciclos, pensamientos, emociones, expectativas, creencias, acciones etc. para crear la realidad que queremos manifestar. Si vibro miedo, atraigo miedo. Lo que nos sucede no se puede catalogar como positivo o negativo, es solo nuestra percepción de esa “realidad”, y cómo decidimos manejarnos ante ella, conociendo nuestra esencia. La idea es trascender lo que no nos permite crecer, evolucionar, lo que nos limita.

Natacha Young
Asesor de Astrología Espiritual
Coach Holístico de Salud y Bienestar Integral