Asertividad

Es la capacidad de expresar sentimientos, opiniones, pensamientos, decisiones; en un momento oportuno, de manera respetuosa, honesta y adecuada. Logrando comunicar la autoafirmación del YO, sin atentar contra los demás. Es el punto medio, el balance perfecto entre la pasividad, cuando evitamos decir o pedir lo que queremos o nos gusta; y la agresividad, que es hacerlo de forma impositiva, violenta que nos descalifica a nosotros mismos. El comportamiento asertivo forma parte de las habilidades sociales y facilita las relaciones con los demás. Hay que considerar la intención de lo que se pretende lograr, que venga desde un lugar de integridad. El propósito es la autenticidad, lo que mejorará la autoestima y la comunicación interpersonal. Emplear la asertividad es saber pedir, saber negarse, negociar y ser flexible para poder conseguir lo que se quiere, respetando los derechos del otro y expresando nuestros sentimientos de forma clara. La asertividad consiste también en hacer y recibir cumplidos y elogios; expresar agrado y afecto; manifestar desacuerdo o desagrado de forma apropiada; y en hacer y aceptar quejas y criticas, de forma respetuosa. Aceptar errores sin necesidad de sentirse culpable, aunque sí responsable del hecho en cuestión, es una de las características más importantes de las personas asertivas.
Reafirmemos el YO, emprendiendo una comunicación efectiva, respetuosa, honesta, armónica y compasiva; con los demás, pero por sobretodo con nosotros mismos. Hablando se entiende la gente, las palabras tienen poder e influencia, trata de pausarte, que el enfoque, sea positivo. 🌟

Natacha Young
Asesor de Astrología Espiritual
Coach Integral de Salud y Bienestar

Advertisements